¿Qué es El Confesionario?

Buscando la manera de hacer un Photocall de vídeo, estuvimos barajando opciones de cabinas comerciales para que los invitados a una boda dejasen mensajes de vídeo. Pero lo que había en el mercado no nos convencía: Tres personas enlatadas en un recinto de 1 x 1, mirando arriba porque la cámara está a dos metros de altura, sin forma de verse en una pantalla, con una iluminación pobre… Así pues nos embarcamos en construir nosotros mismos nuestra cabina.

El confesionario es una cabina de vídeo portátil, de 2 x 2 metros, cerrada por cortinas negras y equipada con todos los elementos de un miniplató de televisión: cámara profesional, iluminación de estudio, micrófono con cancelación de ruído, un monitor interior para que te encuadres y otro monitor fuera de la cabina para que los demás vean lo guapo que estás… ¡Todo!.

El Confesionario durante el montaje.

El Confesionario durante el montaje.

Está concebido para bodas principalmente, pero al ser modular se puede usar para cualquier evento donde se desee que los asistentes dejen un mensaje, hagan sugerencias, opinen sobre un evento, etc.

Su gran tamaño permite que entren muchas personas dentro, por lo que la diversión está garantizada… y para muestra un botón:

Puedes ver más vídeos en el menú Vídeo/Confesionario.

Comparte: Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on TumblrDigg thisPin on PinterestShare on RedditShare on LinkedInShare on YummlyEmail this to someone


Deja un comentario